19.8 C
Córdoba
Mar 5 marzo 2024
InicioColumna de opinión"Juntos por el Cambio va a volar por los aires", las revanchas...

«Juntos por el Cambio va a volar por los aires», las revanchas de un cierre bochornoso que dejó heridas insanables

La realidad de Juntos por el Cambio de Córdoba terminó de mostrar su peor cara en la noche del sábado, sin embargo no es nada nuevo, las diferencias y enfrentamientos vienen prácticamente de origen, se hicieron insoslayables en la anterior elección provincial, la de 2019, y a partir de 2021, con Luis Juez y Rodrigo De Loredo como líderes indiscutibles e intocables de la coalición, más Mario Negri desde atrás, se acabaron las esperanzas de espacios de debate y construcción que muchos habían soñado con los comienzos de Juntos por el Cambio.

Sin embargo lo ocurrido en la última semana, y puntualmente entre viernes y sábado tiene realmente todos los condimentos del bochorno, de la vergüenza, porque se rompieron todos los diques y se llegó a situaciones increíbles; como dice el principal dirigente radical de Sierras Chicas en un texto de opinión que se publica hoy en Política Córdoba, «lo más lastimoso fue la forma… porque nadie daba el brazo a torcer… no existían debates políticos si no agresiones personales»; ese fue el común denominador de la semana, hasta que se llegó al sábado, sin ningún avance porque no había diálogo, lo cual tiene su logicidad si se tiene en cuenta que en esta coalición nunca hubo diálogos sino imposiciones, yen ese marco todo se hizo caótico.

El sábado fue peor, desde las primeras horas cada sector, el radicalismo con sus internas, el negrismo, el mestrismo, el deloredismo, el nicolasismo; el PRO con las suyas y el Frente Cívico de Luis Juez con una lógica macabra, seguir tensando para llegar a último momento, como fue la campaña de Juez para quedarse con la candidatura, y triunfó esa postura, la del caos.

A las diez de la noche del sábado se pudo alumbrar el candidato a Vice y el primer legislador, Pedro Dellarossa, que al final terminó renunciando hastiado de tanto manoseo y falta de respeto; y a esa hora cada sector pedía más de lo que indicaba el sentido común, porque son muchos y los lugares son pocos, porque en una coalición se debiera entender que no todos son objetivos personales sino que son muy necesarias las coincidencias para el objetivo común, pero eso no pasó.

Finalmente terminó ocurriendo lo que se muestra en otro artículo de Política Córdoba, la presentación de una lista garabateada a mano alzada a las 3 de la mañana, llena de amigos de, novias de, amantes de, muy pocos dirigentes en las listas y muchos directamente ausentes: No está Pedro Dellarossa por lo ya relatado, abandonó, harto; y siguiendo con el PRO, no está el sector de Gabriel Frizza, ex Diputado nacional e Intendente de Jesús María, marginado por el actual Intendente Picat y el deloredismo; una sola representante de la Diputada nacional Soher El Sukaría, lejos, en el lugar 18; tampoco se respetó a dirigentes provinciales de peso como Alberto «Tucho» Ambrosio y Héctor Baldassi, quedaron fuera; y por el radicalismo otro tanto, se proscribió completo al mestrismo, no hay un sólo dirigente de uno de los espacios más amplios de capital y con extensiones de referencia en la provincia; el mismo Marcelo Cossar es uno de los caídos en los enfrentamientos, se quedó sin nada; y hasta el propio Rodrigo De Loredo, en ese escenario descarnado en que se convirtió la puerta del juzgado electoral en la madrugada del domingo, también salió perdidoso, no pudo colar en la lista a su cuñada Sofía Aguad, uno de sus objetivos de base; hasta «el lilito» Hernández Maqueda se siente perjudicado en la batalla de los tribunales electorales, quedó en el puesto 17 y, como evidentemente piensa que no gana Luis Juez, cree que la posición no le alcanza para ser Legislador provincial.

El problema es el después, que quedará en pie en Juntos por el Cambio, con qué harán la campaña electoral, son cincuenta días por delante donde la práctica electoral indica que se pone todo el despliegue físico, recorriendo cada punto de la provincia en busca del voto, y muchos se preguntan cómo van a hacer campaña en Marcos Juárez, en Punilla, en Colón, sólo por citar algunos de los Departamentos más dañados; y después vendrá el turno de la elección de Capital, y ahí el tema es con quiénes piensa hacer campaña De Loredo, con su grupo Marea no podrá llegar a muchas seccionales de manera acabada, porque no sólo que el resto del radicalismo no le militará la campaña sino que además algunos ya aseguran que «Juntos por el Cambio va a volar por los aires».

Y el último dato, esto sigue este lunes, porque será el turno de las presentaciones de alianzas para la ciudad de Córdoba.

Quedan casi tres meses muy complicados que definirán el futuro de un Juntos por el Cambio que para muchos anoche recibió el golpe de gracia propinado por ellos mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments