25.5 C
Córdoba
Jue 29 febrero 2024
InicioColumna de opiniónUn mes de Martín Llaryora gobernador, avanzando en lo anunciado

Un mes de Martín Llaryora gobernador, avanzando en lo anunciado

Hace un mes, el 10 de diciembre pasado, Martín Llaryora asumía como gobernador de la Provincia de Córdoba en una jornada maratónica que arrancaba muy temprano ese domingo a la mañana en la Legislatura de la provincia de Córdoba con la formalidad de la jura y el primer mensaje; y que terminó muy tarde en San Francisco, su ciudad, con el traspaso de mando y la entrega de los atributos por parte de Juan Schiaretti, la primera jura de sus ministros y otro discurso, esta vez mucho más emotivo, acunado por la presencia de la gente que lo vio crecer.

«No es tiempo de poner palos en las ruedas, sino de sumar para que Argentina encuentre un camino de desarrollo y prosperidad. Debemos ser capaces de recuperar el diálogo y dejar atrás las grietas», fueron las primeras palabras del gobernador ante la Asamblea Legislativa.

«Desde el Partido Cordobés vamos a acompañar el gobierno del presidente Milei, los cordobeses esperamos que el señor presidente cumpla con las promesas que le hizo al pueblo de Córdoba, no vamos a abandonar los reclamos históricos» dijo Llaryora enmarcando claramente lo que sería su impronta como gobernador y como político durante este primer mes.

Martín Llaryora se convirtió en el gobernador de trascendencia nacional del que todos esperan sus decisiones, no sólo de gestión sino también políticas, avanzando con un mensaje de flexibilidad política pero con total firmeza a la hora de hacer cumplir con lo que la provincia necesita; en la persona del gobernador o a través de sus ministros el gobierno de Córdoba estuvo las veces que fueron necesarias en Buenos Aires, pero además hizo todo lo importante desde Córdoba, así logró hacer escuchar su posición sobre las retenciones, los biocombustibles y otros aspectos de las medidas que pretende adoptar el gobierno de Milei y que impactan directamente en la provincia.

Y también en el plano político Martín Llaryora despegó rápidamente como una nueva referencia en el peronismo nacional, poniéndose al frente de una manera de hacer política que comienza a alinear a buena parte de los gobernadores e intendentes peronistas de todo el país que entienden que la construcción no es a partir de la confrontación sino de un diálogo firme, y Llaryora lo muestra desde la amplitud del partido cordobés expresado en un gobierno provincial abierto a todas las expresiones pero con la claridad de un objetivo común, el bien de todos.

En su primer mes de gestión Llaryora dejó también un claro mensaje de austeridad en la toma de decisiones, desde el primer día, cuando desde el discurso adelantó lo que sería realidad, reducción del 25% de los haberes del gobernador y vicegobernador; 15% de los ministros y 10% de los restantes funcionarios políticos; y además reducción a catorce la cantidad de ministerios y congelamiento de vacantes, con excepción de los servicios esenciales como salud, educación y seguridad; pero con una claridad conceptual, «hacer lo posible y lo imposible para que la obra pública no pare, para que salud pública mejore, la educación pública sea un estandarte de calidad y de progreso social para todos los cordobeses vivan donde vivan».

Solo un párrafo más para destacar esta nueva impronta de los tiempos que despliega Llaryora en este primer mes, y que viene siendo su estandarte desde antes de asumir, la búsqueda del consenso a través del permanente diálogo con la oposición; en la provincia de Córdoba no se percibe una grieta como ocurre a nivel nacional, y esto es logro para el gobernador a partir de su Partido Cordobés desde donde abre la participación a todos; y también a partir del diálogo con los diferentes sectores de la sociedad así como con la oposición política que le ha permitido lograr rápidamente las primeras decisiones importantes.

Recién comienza, falta todo un mandato de cuatro años, pero este primer mes de Martín Llaryora ya muestra a un gobernador muy atento a todos los frentes, resolviendo problemas pero también avanzando en la construcción de una gestión con proyectos propios; y sin soslayar la presencia política que seguramente lo tendrá como protagonista de las futuras grandes decisiones nacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments