23.5 C
Córdoba
Jue 29 febrero 2024
InicioColumna de opinión"Los voy a dejar sin un peso" fue el límite que terminó...

«Los voy a dejar sin un peso» fue el límite que terminó con todas las paciencias y voluntades de apoyo de los gobernadores hacia Milei

“Los voy a dejar sin un peso”, dicen que dijo el Presidente Javier Milei en referencia a los mandatarios provinciales, una dura advertencia a los gobernadores al anticipar que si sus diputados no acompañan la aprobación de la Ley Ómnibus, se acabarán las partidas discrecionales del Poder Ejecutivo Nacional a las provincias.

El trascendido de esta malograda frase del presidente fue lo que deerminó la salida del gobierno del Ministro Guillermo Ferraro pero también fue la gota que colmó el vaso para más de un gobernador, cansado de explicar todo lo que se está haciendo mal desde el gobierno nacional.

Lo que ocurrió fue que algunos gobernadores, el cordobés Martín Llaryora entre ellos,venía sosteniendo una posición de apoyo al gobierno nacional, «para garantizar la gobernabilidad», y había priorizado el diálogo para intentar corregir todo lo que estaba mal del DNU y de la Ley Ómnibus, las retenciones en general y a las economías regionales en particular, los bíocombustibles, los poderes discrecionales, las inequidades en los subsidios a los servicios y otros ítems que Milei insistía en impulsar desde sugestión; sin embargo lo ocurrido con la manipulación del texto del proyecto consensuado en Diputados, a escondidas, incumpliendo con todo lo acordado, terminó de molestar a los gobernadores.

Y además, como frutilla del postre, la amenaza proferida por el presidente a viva voz, según cuentan los presentes, de que va a «dejar sin un peso» a las provincias que no acompañen sus pretensiones.

En el caso del gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, ha demostrado en reiteradas ocasiones que es un hombre de diálogo y rara vez lo van a encontrar confrontando de manera directa, prefiere la búsqueda de consensos; sin embargo, si no encuentra los caminos para lograrlos, o peor aún, si se los prometen y después se los incumplen, también ha mostrado que es capaz de plantarse con toda la firmeza, lo demostró el año pasado cuando no dudó en instalarse en Buenos Aires por el tema de los subsidios al transporte y también en estos días, cuando reiteró su presencia en la Capital del país, esta vez para garantizar personalmente la gestión del acuerdo que esperaba alcanzar con el gobierno nacional.

Las horas hasta el tratamiento de la ley serán cruciales, si Milei no cumple lo que ya había acordado con las provincias, por ejemplo las demandas largamente expuestas por Córdoba, en primer lugar no tendrá los votos que anhela en el Congreso nacional, y además lo que va a lograr es ponerse a los gobernadores en contra, de manera activa, y eso para un presidente nuevo, sin mayoría en las cámaras y con buena parte de la sociedad en disconformidad con sus planes, sería muy complicado para lograr la gobernabilidad que tanto espera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments